VENTAJAS Y PRECAUCIONES EN EL USO DEL AMONIACO EN LA REFRIGERACIÓN INDUSTRIAL

Ligado históricamente al nacimiento de las técnicas de producción de frío, este compuesto vuelve a ser valorado por su mayor eficiencia energética, y nula incidencia en la afectación de la capa de ozono y en la producción de gases de efecto invernadero.

Pero cumplir con las normas de seguridad adecuadas es clave para su correcto uso. Sobre este tema versó una capacitación organizada por el INTI y convocada por Red Alimentaria.

                      
La revalorización del uso del amoníaco como refrigerante industrial convocó a profesionales y técnicos en el curso organizado por el INTI en su Parque Tecnológico Miguelete, San Martín, Buenos Aires, y convocado por Red Alimentaria.

Organizado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), convocado por Red Alimentaria y promovido por CLS Industrial, se realizó, a comienzos de diciembre de 2017, en el Parque Tecnológico Miguelete del INTI, en San Martín, Buenos Aires, un Curso de Refrigeración Industrial con Amoníaco para Empresas de Alimentos.

                                
                                                                  Erica Stacey y Marcos Villa (INTI)

                               IMG_9297
                                                       Ariel Vázquez y Ezequiel Cóncaro (CLS Industrial).

La capacitación estuvo dirigida a profesionales, ingenieros a cargo de plantas de refrigeración, perso­nal de mantenimiento, superviso­res, operadores e interesados en adquirir conocimientos básicos en esta temática.

                               
                                                                         Equipo de Red Alimentaria

                              IMG_9318
                                Devora Dorensztein (Red Alimentaria) junto a Ariel Dias Vieira y Alejandro Figueras (INTI)

Disertaron los Ings. Germán Parola, Gerente de Proyectos de Frío-Raf y Profesor de la Cátedra Instalaciones Térmicas, Mecánicas y Frigoríficas de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Regional Rafaela, Santa Fe, y Marcelo Barbani, titular de Frío Ingeniería y miembro del Movimiento de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino. El curso contó con el auspicio de estas empresas, junto a Frigostrella do Brasil FIASA.

                           IMG_9309
                                                                  Juan Galliano (Frío-Raf)

                           IMG_9301_
                                              Patricia y Wellington Santos (Frigostrella do Brasil).

                             Foto 4-12-17 02 46 40 p. m.
                                                  Hernán Cabral (Frío Industrias Argentinas S.A. -FIASA-)

El Ing. Germán Parola abordó los temas Amoníaco como refrige­rante y Eficiencia Energética por el Buen Uso de Condensadores. Señaló que “en nuestro país, la refrigeración industrial es estra­tégica para el desarrollo” y que “no fue casualidad, que Argentina fue de los primeros países en el mundo en desarrollar frigoríficos para la exportación de carne” y que “estamos frente a una nueva posibilidad de crecer en la expor­tación de alimentos procesados y congelados”.

                                               IMG_9276
Germán Parola: “La ingeniería en refrigeración se enfrenta al nuevo desafío de ser sustentable y debe poner el enfoque en aspectos que prioricen la eficiencia, el uso de refrigerantes naturales y la seguridad”.

Frente a esta nueva oportunidad, destacó que “el perfil agroindus­trial de nuestro país, la permanente actualización de nuestros ingenieros y técnicos, y la inversión de algunos empresarios permitió mantener el sostenido desarrollo de la industria de la refrigeración argentina” y que “nuestras empresas pueden compe­tir tecnológicamente con sus pares de países más desarrollados”.
Sobre la eficiencia energética y los refrigerantes naturales puntualizó que “la ingeniería en refrigeración se enfrenta al nuevo desafío de ser susten­table y debe poner el enfoque en aspec­tos que prioricen la eficiencia, el uso de refrigerantes naturales y la seguridad”.
Este enfoque sustentable está alineado con el nuevo acuerdo logrado en París, en la cumbre de Cambio Climático (COP21), en 2015, donde 195 países acordaron objetivos estratégicos para reducir el calentamiento global.
Sobre la incidencia que la refri­geración tiene en cuanto a su impacto ambiental en el planeta, Parola recordó que desde 1875 se utiliza el amoníaco (NH3) como refrigerante, compuesto que domi­nó la industria hasta comienzos del siglo XX, y que hacia 1930 fue reemplazado por los refrigerantes sintéticos halogenados (conocidos como freones), al dudarse de la seguridad del NH3.
Los freones se desarrollaron como una gran solución para la refrigeración doméstica y comer­cial, pero tras más de 4 décadas de expansión y uso se descubrió el enorme daño medioambiental que causaron, destruyendo la capa de ozono y aportando gases de efecto invernadero que impactan en el calentamiento global.
“Por eso se está volviendo al NH3 que no tiene ningún impacto negativo hacia el ambiente”, seña­ló Parola al tiempo que -respecto de la seguridad de su uso- “existen normas y códigos internacionales, más la legislación nacional, que debemos seguir para un manejo seguro”, que garantizan que no se produzcan explosiones.
Parola también citó otra ven­taja no menor del uso del NH3, indirectamente también vinculada con la sustentabilidad económica y ambiental de la refrigeración: la eficiencia energética. “El consumo eléctrico de sistemas frigoríficos de NH3 condensado por agua, es prác­ticamente la mitad que un sistema que utilice refrigerantes sintéticos, que normalmente condensan por aire”. Si bien reconoció que “la inversión es mayor para un sistema de NH3”, explicó que “los períodos de amortización normalmente no superan los 2 años”.
Y al respecto fue enfático: “aho­rrar energía eléctrica es determi­nante en la rentabilidad y competi­tividad de toda empresa moderna, pero no es solo una necesidad eco­nómica, sino también una obliga­ción moral de todos los habitantes del planeta, para poder desacelerar el proceso de cambio climático y garantizar la vida de futuras gene­raciones”.
Finalmente, en cuanto al pre­sente y futuro de la refrigeración industrial, Parola opinó que “deberá alinearse con los objetivos de soste­nibilidad” y que hay 2 tendencias bien marcadas: “usar refrigerantes eficientes y naturales que no alteren el medioambiente, como el amonía­co R 717 y el dióxido de carbono R 744, que son los más aptos” y “hacer sistemas frigoríficos más eficien­tes o reconvertir los existentes para disminuir el consumo de energía eléctrica”.

                           IMG_9310
               Juan Galliano (Frío-Raf), Walter Antonio Burgel (Proyectos y Servicios Industriales), y José Masello (Tromba).

SEGURIDAD PERSONAL
Por su parte, el Ing. Marcelo Barbani se refirió a Seguridad en Plantas Frigoríficas Industriales y Aumento de la Eficiencia en Sistemas de Congelados.
Respecto de la eficiencia del NH3 como refrigerante y sus cues­tionamientos respecto de la segu­ridad de su uso y como ella debe garantizarse, explicó que la descar­ga directa de NH3 a la atmósfera es aparentemente un gran problema, pero muchos profesionales de la refrigeración, en ocasiones, des­cargan amoníaco al aire, cuidan­do que las concentraciones sean bajas. “Estas descargas no contri­buyen a la degradación de la capa de ozono ni al efecto invernadero. Además el NH3 es un compuesto de formación natural en el aire y es vital para muchos procesos biológi­cos”, señaló.

                                     
Marcelo Barbani: “Todo el personal involucrado en la operación de la planta debe entender la totalidad de la instalación y cómo trabaja el sistema. Así, cuando aparece un problema, podrá decidir las mejores acciones a seguir”.

Más allá de las ventajas téc­nicas y económicas del NH3, Barbani enfatizó en los aspectos de seguridad: “Proveer la capa­cidad de refrigeración necesaria con bajo costo de energía puede ser el objeto de diseño, pero la eficiencia energética solo será un factor importante después que la seguridad del sistema haya sido garantizada”, sostuvo.
Explicó que una planta segu­ra debe proteger a las personas, incluyendo empleados y público adyacente, y evitar los accidentes que provocan pérdidas de produc­tos almacenados y daños materia­les, cuya reparación requiere un alto costo.
Más allá de las medidas tomadas al respecto en el diseño y construc­ción de plantas de refrigeración, Barbani puntualizó los ítems a tener en cuenta para su operación segura. Sostuvo que “todo el per­sonal involucrado en la operación de la planta debe entender con­cienzudamente la totalidad de la instalación y estar familiarizado sobre cómo trabaja el sistema. Así, cuando aparece un problema, podrá analizar la situación y deci­dir las mejores acciones a seguir”.
Es recomendable que toda sala de máquinas tenga un sistema de ventilación forzada que renueve completamente el aire 6 veces por hora. También señaló Barbani que pueden colocarse detectores de amoníaco que manejen un sis­tema de ventilación de emergencia y mantengan en la sala una con­centración máxima de 100 a 150 ppm de refrigerante.
RECOMENDACIONES BASICAS
Barbani 
dijo que “cualquier traba­jador de plantas de refrigeración debería estar familiarizado con la rutina de primeros auxilios ante accidentes por exposición al NH3”. Al respecto, consignó una lista bási­ca de recomendaciones sobre segu­ridad personal a tener en cuenta:

  • De ser posible, evitar inhalación, contacto con la piel y con los ojos.
  • Enjuagar las áreas afectadas con abundante agua.
  • Quitar las ropas, excepto si se han congelado y pegado a la piel, por contacto con NH3 líquido.
  • Nunca usar lentes de contacto mientras se trabaje con NH3.
  • Usar protección facial y respirato­ria adecuada al hacer reparaciones.
  • Proteger las manos con guantes de goma.
  • Utilizar ropa con nivel de pro­tección adecuada al nivel de derrame.
  • Disponer máscaras de filtro y autó­nomas (con su propio contenedor de oxígeno), cerca de los accesos a las salas de máquinas.
  • Ante un derrame de NH3, asegu­rar siempre una adecuada venti­lación de la sala antes de entrar, aún si el operario está protegido con máscara.

Más información:
www.frioraf.com.ar
www.frioingeniería.com.ar
www.inti.gob.ar
www.redalimentaria.com

Fuente: Revista AmeriCarne, Edición Nº122, Enero 2018

Logo-AmeriCarne- (1)

Otras Noticias

BRASIL, NUEVO DESTINO PARA LOS PRODUCTOS BIOFARMA

IPPE SUPERA RÉCORDS DE EXPOSITORES Y SUPERFICIE EN SU EDICIÓN 2019

LAS AGROINDUSTRIAS AVÍCOLA Y PORCINA SIGUEN AFRONTANDO LA CRISIS, MIENTRAS BUSCAN LAS OPORTUNIDADES DE AGREGAR VALOR Y MEJORAR SUS NEGOCIOS

UNA NUEVA VACUNA AYUDA A COMBATIR LA ENFERMEDAD INFECCIOSA DE LA BOLSA DE FABRICIO (IBF)

ARGENTINA PODRÍA EXPORTAR 1 MILLÓN DE TONELADAS DE CARNE EN EL 2024

LPN CONGRESS 2018: SUPERANDO LO ESPERADO Y SORPRENDIENDO

PORCINOS: IMPLICANCIA DE LOS DÍAS NO PRODUCTIVOS (DNP) EN LA CANTIDAD DE DESTETADOS POR MADRE POR AÑO.

APERTURA DE ESTADOS UNIDOS PARA LA CARNE ARGENTINA: UN NUEVO LOGRO DEL TRABAJO PÚBLICO-PRIVADO

NUEVAS SOLUCIONES EN ENVASADO Y AUTOMATIZACIÓN

«QUIEN NO AVANZA CON LOS NUEVOS TIEMPOS…» – TENDENCIAS ALIMENTARIAS EN IFFA 2019