LIMOUSIN: UNA OPCIÓN DE PESO PARA EXPORTAR NOVILLO

La raza continental francesa tiene más de 50 años de historia en la Argentina. Conocida y apreciada por su mayor rendimiento al gancho y por sus cualidades cruzantes, es una de las más adaptadas a la producción de novillo pesado de exportación. Aquí, un caso de ciclo completo, con cría y engorde de ejemplares comerciales, y genética propia, con mejoramiento de origen galo.

La raza continental francesa tiene más de 50 años de historia en la Argentina. Conocida y apreciada por su mayor rendimiento al gancho y por sus cualidades cruzantes, es una de las más adaptadas a la producción de novillo pesado de exportación. Aquí, un caso de ciclo completo, con cría y engorde de ejemplares comerciales, y genética propia, con mejoramiento de origen galo.
Pocos años después de la llegada a la Argentina de los primeros rodeos seleccionados Limousin -a media­dos de la década de 1960-, la familia Griffa, en Balnearia, al NE Córdoba, comenzaba a invernar ganado y a pro­ducir novillo pesado de exportación.
La historia había comenzado en 1972, en esta zona tambera cercana a la laguna de Mar Chiquita, pri­mero engordando machos Holando Argentino hasta que siguieron con novillos de color y finalmente opta­ron por los Limousin, dos décadas más tarde.
“Siempre hicimos novillo pesado en esta zona. En 1972, hace 45 años, comenzamos con la invernada en campos que se fueron comprando, aumentando la cantidad de ha en explotación. En aquel momento, la empresa era una sociedad de hecho que trabajaba todos los campos en ganadería”, precisa Ariel Griffa, director de dos empresas familiares: la dedicada a la explotación agrope­cuaria -con cabaña incluida- y una concesionaria de tractores y maqui­naria agrícola, que iniciaron sus abuelos, hace unos 60 años.
“Si bien soy contador, siempre me gustó estudiar veterinaria por mi interés en la actividad ganadera, pero luego los números pudieron más. Fuimos exclusivamente invernado­res, hasta 1992. En ese año, a mis 17, me gustaba mucho el novillo pesado y las razas cárnicas, y le pedí a mi padre que comprara unas vacas”
Esas primeras vacas Limousin que convencieron a los Griffa de las bondades de la raza eran de Martínez Arenaza, uno de los impor­tadores argentinos de la raza. Al año siguiente, compraron 300 vaquillo­nas, en Buenos Aires y Córdoba.

                      LIMO 2
El proyecto de La Madreselva es tener la mayor cantidad de madres Limousin, para poblar el campo con ellas y sus hijas, y crecer en la producción de novillo pesado de “frame” bajo.
“En aquel momento se trabajaba con muchísima hacienda y era muy normal tener esa cantidad; era posi­ble conseguirla”, -recuerda Griffa-. Así, comenzamos a criar y -en 1993- nos asociamos a la Asociación Argentina de Criadores de Limousin (AACL) y comenzamos con la caba­ña La Madreselva, en uno de los campos, y comenzamos a producir puro controlado”.
Actualmente, la producción de novillos comerciales, más allá del ganado de pedigree de la cabaña, para mejorar sus propios rodeos (ver recuadro), ubica a la empresa de los Griffa como uno de los principales abastecedores de la porción de cuota Hilton asignada a la AACL.
CICLO COMPLETO
La empresa busca actualmente armar una explotación ganadera de ciclo completo con vientres puro controlado de la raza, produciendo toros y novillos pesados Hilton de entre 420 y 550 kg. “La decisión es llegar a 100% de ganado Limousin, más algo de compra de cabezas de invernada de cruzas varias para engordar”, explica Griffa.
Llegaron a tener 500 madres Limousin en 2006, plantel que debieron reducir a 200 vientres, hacia 2009, por las restricciones que tuvo la actividad ganadera en la Argentina, mientras alquilaba varios de sus campos a tamberos y a productores agrícolas, y también comenzaba a hacer agricultura en otros de la empresa familiar. “Con el alquiler se tenía un ingreso seguro -recuerda Griffa-. En esos años la cría no tenía ninguna renta y por eso nos quedamos con las 200 mejores vacas y comenzamos a sostener la actividad”.
Actualmente tienen unas 1.000 madres, la mayoría Limousin y una pequeña proporción de 70 a 80 Polled Hereford, que comenzaron a criar en 1996 y aún mantienen, aunque sin hacer cruza entre razas.
“De lo producido, dejo entre 60 y 80 machos para toros y el resto se castra y se hace todo novillo pesado. Lo que se engorda de otras razas (cruzas índicas), también va todo para Hilton. Se compra, se recría a campo y se termina”. Son unos 1.200 a 1.500 terneros por año de diferentes cruzas índicas que adquieren en ferias de San Cristóbal y Ceres, Santa Fe, las zonas más cercanas donde se consi­guen estos animales, en un radio de 200 km a la redonda de Balnearia.
“La idea es hacer mayor canti­dad de madres Limousin, poblar el campo con estas vacas, con sus hijas y -a medida que tengamos más novillos- ir haciendo novillo pesado Limousin de “frame” bajo, que será de la característica de este animal que tenemos nosotros.
¿De todo lo que engordan que va a Hilton, cuánto representa Limousin?
-Representa un 25% porque estamos creciendo en cantidad. Desde 2009, cuando nos quedamos con 200 vacas, fuimos comprando más hasta llegar a las 1.000, de las cuales 900 aproxi­madamente son Limousin. Estamos produciendo unos 300 a 400 novillos de la raza, de entre los 1.500 y 2.000 que engordamos por año.

           LIMO 3
Producen unos 300 a 400 novillos Limousin, de entre los 1.500 y 2.000 que engordan por año. Los toros de pedigree, de producción propia, se utilizan para servir al rodeo puro controlado.

-¿Por qué eligieron Limousin para hacer los novillos más importantes?
– Aunque también engordamos otras razas, vamos a seguir focalizándo­nos en Limousin. La raza la elijo por varios factores. Primero, por el producto final. El novillo es excelen­te, con un rendimiento de entre un 62,5 y 64% al gancho; los animales no son tan grandes como otras razas continentales -se engordan entre 400 y 550 kg- y es una madre que, tal como la desarrollamos, también tiene un tamaño moderado y es muy longeva. Es muy rústica, con mucha sanidad -ya que no tiene problemas de queratoconjutivitis ni pietin- y elevada facilidad de parto.

                                                            ARIEL GRIFF

Ariel Griffa: “Vamos a seguir focalizándonos en Limousin. La elijo por el producto final, que es excelente. No son tan grandes y es una madre que tiene un tamaño moderado, muy longeva y con gran facilidad de parto.”
– Tenemos muchas vacas de edad -actualmente hay en el rodeo de 17 años- y muy fértiles. Descartamos todo lo que sale vacío al tacto. En el último servicio, de 3 meses, logra­mos 93,5% de preñez en vaquillonas y 90,5% en vacas. Así se fue hacien­do un rodeo que tiene fertilidad, longevidad, y sobre todo calidad de carne en la res. El rendimiento de la carcasa es excelente con mayor cantidad de carne, que de hueso y grasa. Es el animal ideal que busca la exportación.
LA GRASA JUSTA
-Siempre se le reconoce al Limousin su aporte de calidad como raza cru­zante con índicas y británicas, en la mejora del rendimiento. ¿Su carac­terística de carne magra, como raza pura, mantiene el sabor que la grasa veteada le da a los cortes vacunos?

-En cortes como el asado puede haber menor cantidad de grasa, pero al ser un novillo pesado ya logró el nivel de engrasamiento adecuado. El tipo de Limousin que hacemos nosotros no es magro. En su mayoría lo vendemos con grasa categoría 1 o 2, y mayormente de esta última, que es el nivel ópti­mo. No se excede. Terminamos bien al animal, con tiempo. Para ser novillo pesado lo vemos como ideal, porque no es de un “frame” tan alto y a los 400 kg comienza a acumular grasa. En animales de “frame” muy elevado, comienza a incorporar grasa en su carne a partir de los 500 kg. Por eso, bus­camos un “frame” bajo, dentro de lo que es la raza.
Griffa destaca que “estamos logrando un animal de alto valor para exportación, para vender cor­tes de alta calidad. En este sentido, en su gran mayoría, los Limousin, además de lograr mayormente niveles de engrasamiento 1 y 2, obtienen conformación J y JJ, las dos categorías máximas de este ítem, que mide la proporción de carne respecto de la res. “No es lo mismo un animal que tenga la carne en el pecho o que la tenga en el lomo o en la nalga”, grafica Griffa.
“Para tener un buen animal de 300kg hay que cruzar tal vez con razas británicas. Pero cuando se hace exportación y se engordan novillos de 400 kg o más, son espectaculares para ese mer­cado.
EXPORTACION Y RENTABILIDAD
Aunque a veces, cuando el precio de la cuota Hilton estuvo bajo, la empresa también vende en el mercado interno, especialmente a carni­cerías de Tucumán, que compran por jaula de novillos, actualmente producen casi todo con destino a exportación. Griffa reconoce que “pese a las restricciones (que hubo en años anteriores), siempre pudimos exportar cuota Hilton, con más o menos demora. Hubo años que trabajábamos con 6.500 novillos a campo exclusivamente y actualmente tenemos 3.000”.
-¿Cómo está actualmente el negocio de la expor­tación?
– Todavía hay escasez de novillos y este es un negocio que lleva tiempo. No es para hacer los números todos los meses, porque los producto­res tienen que aguantar épocas de falta de ren­tabilidad, cuando el maíz está caro o cuando se engorda en un campo que probablemente tenga potencial agrícola. Pero a nivel internacional, la carne argentina es cara, sobre todo en el contexto del Mercosur, porque tenemos un dólar bajo.
No obstante, señala que para un ciclo com­pleto, en campos distantes a los puertos, con fletes más caros para los granos y con más riesgo para la agricultura (como los de Balnearia), es un buen negocio, aunque “es una alternativa que exige un gran esfuerzo económico, porque hay que aguantar al novillo 2 años a campo. Es un negocio a largo plazo, para empresas que lo hacen hace mucho tiempo y que tienen campos propios. No se puede alquilar un campo con un costo de oportu­nidad agrícola para destinarlo a engordar novillo pesado, ni sacar un crédito para hacer esto”.
-¿Qué perspectivas ve para lo que resta de 2017?
– No sé cómo está el negocio al nivel de los frigoríficos. Ellos siem­pre dicen que están apretados y que pierden, pero hay una necesidad de novillos muy grande. Cuando al novillo Limousin se le pone el precio de exportación, debido a su rendimiento logra un valor similar o superior a los máximos de Liniers. Si hoy a una carne de 55 o 56 pesos que están pagando los exportadores se le aplica 63% de rendimiento, es impresionante el precio que se tiene, inclusive comparando con valores superiores al ternero en Liniers. Esta es la ventaja de esta raza, al ser un animal pesado.

LA MADRESELVA
En 1996, La Madreselva compró sus primeras vacas de pedigree Limousin. Lo mejor de sus hembras lo mantienen y el resto lo pasan a puro controlado. “Nuestra actividad de cabaña es la punta de la pirá­mide y la hacemos para proveernos nuestra propia genética, es el semillero que tenemos -destaca Griffa-. Venimos siguiendo una línea de animales franceses de tamaño chico, para que se adapten bien a la Argentina, con facilidad de parición y con un ‘frame’ bajo”.
Para proveer a su genética, la cabaña importa pastillas de semen francés. Visitan los congresos Limousin y allí eligen entre lo que se produce en Francia: “Seguimos líneas de toros, buscando caba­ñas del tipo de animal que necesitamos para nuestros rodeos comerciales, de las que utilizamos un toro por año. Las madres de pedigree y algunas vacas puras controladas se inseminan con semen francés”.
Así consiguen las vacas que buscan y multiplican puro controlado para su rodeo comercial Limousin. Los toros de pedigree de producción propia se uti­lizan para servir a ese rodeo, cumpliendo con la exigencia de la AACL.
“Así nos proveemos de nuestros propios toros y con ellos armamos el rodeo de vacas de la línea carnicera comercial que a nosotros nos gusta. La Madreselva es una cabaña que produce un animal comercial: es un animal de pedigree pero muy exi­gido”.
Este año, la cabaña irá a la Exposición Rural de Palermo por tercera vez, para mostrar lo que hace. Estuvo en 2016 y debutó allí en 2012. También pla­nea regresar a otra importante muestra regional para Limousin, Jesús María, en la misma provincia de Córdoba.
En este caso, la vuelta se relaciona con la mayor cantidad de toros que proyecta tener en los próxi­mos años -que antes vendía en su campo (en 2016 reservó unos 80 para la venta, contra los 30 a 40 de años anteriores)-, y con la búsqueda de nuevos clientes.
Más información:
FB: Limousin La Madreselva
arielgriffa@gmail.com
Más información:
www.limousin.org.ar
Fuente: Revista AmeriCarne Nº 118
LOGO REVISTA AMERICARNE ALTA

Otras Noticias

AVI VOZ, NUEVO CANAL DE COMUNICACIÓN PARA LA COMUNIDAD AVÍCOLA

SPACE ABORDARÁ LA ROBOTIZACIÓN EN LA GANADERÍA

NUEVA MULTIPLUS 720: MARINADO “SPRAY” DE ALTA DENSIDAD

CUMBRE INOFOOD 2017: 23 Y 24 OCTUBRE, SANTIAGO DE CHILE

VIAJE TÉCNICO EN FRANCIA: RUTA DE LA PRODUCCIÓN ANIMAL EN EL MARCO DE SPACE 2017

GIRA TÉCNICA EN ESPAÑOL: MANEJO DE AGUA EN LA INDUSTRIA AGROALIMENTARIA EN ISRAEL

SOLO AVES & PORCINOS Nº 67: CONTENIDO EDITORIAL AGOSTO 2017

RENDERING: NUEVO MÉTODO DE PROCESAMIENTO DE RESIDUOS DE ORIGEN ANIMAL

NUEVA NORMA DE ISRAEL PROVOCA CAMBIOS EN EL PROCESO DE FAENA KOSHER DE VACUNOS

EL IRTA ABRE LAS INSCRIPCIONES DE LA PRÓXIMA EDICIÓN DEL CURSO DE TECNOLOGÍA DE PRODUCTOS CÁRNICOS